Musicoterapia y embarazo: Laura Monzú García
Contacto

Contacto

Preguntas frecuentes

No es necesario. La Musicoterapia utiliza la música como una herramienta y siempre con un fin expresivo, no estético. Por lo tanto, cualquier persona sepa o no música puede asistir.

El embarazo es algo natural y está muy normalizado, pero no deja de suponer un cambio a todos los niveles que mueve los cimientos de la mamá y su entorno. El trabajo de autoconocimiento, la preparación en todas las esferas y el apoyo grupal que suponen estos talleres son algunos de los beneficios que os pueden repercutir, por no hablar de que la música es la única capaz de conectar tu mundo con el de tu bebé a través de la audición, de la vibración e incluso a través de las hormonas.

No, aunque sí es muy recomendable porque se trata de un proceso diseñado para los meses de embarazo. No obstante, cada caso es único y así se valorará, determinando juntas cuántos encuentros es posible realizar.

Sí. Inscríbete y recibe el enlace para informarte online de lo que puede ofrecerte la musicoterapia en tu embarazo.

Aproximadamente a partir de la semana 16 de gestación el bebé comienza a percibir sonidos, pero estos talleres están enfocados principalmente al bienestar de la madre, y el beneficio es mutuo. Por lo tanto, puedes venir desde el primer momento, darte tu espacio y conocerte en esta nueva etapa.

¡Por supuesto! Además de reforzar los lazos entre vosotr@s también lo haréis amb@s con el bebé. Si tu pareja no puede o no quiere asistir, o no tienes pareja, también puedes acudir con una persona de mucha confianza que te acompañe en el proceso o tú sola sin ningún problema.

Sí. Estas sesiones son totalmente personalizadas y se trabaja a un nivel más profundo que en los talleres grupales. 

Para poder atender a todas las necesidades surgidas durante los mismos, se crearán grupos de cuatro mujeres embarazadas como máximo. Si acuden con pareja sería un total de ocho asistentes.